8M2022: Al Sororo Rugir del Amor

8M 2022: Al Sororo Rugir del Amor

Texto y Fotografía: Karen Castillo

Este fotorreportaje es una recopilación de eventos  en torno al 8 de Marzo del 2022, Día Internacional de la Mujer, en la Ciudad de México. El objetivo es retrarar las distintas formas de protesta y organización de las mexicanas frente al panorma violento que efrentan día a día.

Mientras que el discurso de López Obrador, Claudia Sheinabum y Marti Batres, entre otros políticos, catalogan al movimiento feminista como violento; las mujeres resisten a través de la autogestión, la colectividad, el acompañamiento, el arte y ejerciendo su derecho a la protesta. 

Teresa es madre de Alejandra Calvo, víctima de feminicidio el 16 de abril del 2020. Lorena Gutiérrez es madre de Fatima Quintana víctima de feminicidio el 5 de febrero del 2015. Ambas marcharon este 8M con el fin de denunciar la violencia e impunidad que arrebató la vida a sus hijas.
A muchas de las madres de víctimas de feminicidio las acompañan colectivas feministas que apoyan a difundir los casos, a organizar protestas, y a acudir a las interminables audiencias que muchas veces son postpuestas por las autoridades. El acompañamiento es una labor necesaria en un país en donde el 97% por ciento de los feminicidios quedan impunes.
El 5 de marzo, colectivas feministas, mujeres indígenas, familiares de víctimas de feminicidios y personas desaparecidas se reunieron en La Glorieta de las Mujeres que Luchan donde sustituyeron la figura de una mujer de madera con el puño izquierdo en alto por una de acero.
El mismo día, se realizó un tendedero con la temática de "Yo denuncie pero..." que tenía como fin el denunciar la violencia sistemática que enfrentan las mujeres cuando acuden a las autoridades para denunciar delitos como violación y acoso sexual; y que difícilmente proceden por el mal actuar de las autoridades.
Desde la madrugada del 8 de marzo, mujeres que custodian la "Antimonumenta" frente a Bellas Artes comenzarona a realizar una manta de casi 4 metros con la frase México Feminicida. Las mujeres también invitaban a las transeutes a participar pintando su mano en la manta.
La Antimonumenta se ha convertido en un espacio de resistencia económica para muchas mujeres que todos los días venden productos alrededor de ella. Las mujeres también indican que es una manera de proteger la Antimonumenta ya que es vandalizada por la incomodidad que provoca.
La autogestión y emancipación económica es pilar de muchas colectivas de mujeres que durante todo el año organizan "mercaditas" o eventos en los cuales venden sus productos; la mayoría hechos de forma artesanal y que tienen mensajes políticos en defensa de los derechos de las mujeres, de las disidencias sexuales y genéricas, y de los Pueblos Originarios.
Una de estas colectivas es Paste Up Morras, una colectiva antipatriarcal de amigas interviniendo y registrando pegas en las calles. "Creemos en la gráfica en la calle hecha por mujeres, disidencias e infancias como un medio para comunicar y expresar ideas y sentires fuera del ámbito privado para así acercarnos a la colectividad y las redes cuidado mutuo." Actualmente, venden playeras en apoyo a Roxana, mujer criminalizada por haber asesinado a un hombre mientras la violaba.
Otro caso de criminalización es el de Kenia Hernández, mujer Indígena y defensora de Derechos Humanos sentenciada a 10 años de prisión como castigo a su activismo. Las compañeras de Kenia protestaron fuera de la Fiscalía General el 4 de marzo, y el 8 de marzo marcharon de la Seretaría de Gobernación, al Ángel de la Independencia en donde se unieron a la marcha por el Día Internacional de la Mujer.
La mañana del 8 de Marzo el Frente Feminista contra la Represión acudió a las afueras de Palacio Nacional con el fin de denunciar las más de 12 carpetas de investigación en contra de activistas feministas en la Ciudad de México, que han sido catalogadas como líderes violentas del movimiento. Las mujeres denunciaron a Claudia Sheinbaum y a Ernestina Godoy por negar la persecusión y por las afectaciones económicas y emocionales que han enfrentado desde hace más de un año que recibieron el primer citatorio.
La persecusión política ha sido consecuencia de la incomodidad que ha representado la acción directa para la 4T. La noche del 7 de marzo, mujeres pintaron este mural en una de las miles de vallas colocadas en la Ciudad para proteger los monumentos. "Que nos protejan como a los monumentos" es la demanda de muchas mujeres. "Violentos los feminicidios" es otra de sus respuestas a los comentario de López Obrador.
Este año la marcha del 8 de marzo fue una de las más asistidas después de la marcha del 2021. Miles y miles de mujeres y niñas salieron a las calles; pese a que Claudia Sheinbuam y Martí Batres denunciaron que la marcha sería sumamente violenta, lo que se observó fue el poder de las jóvenes dispuestas a reclamar las calles.
Las vallas que rodeaban Palacio Nacional también fueron espacio para que las asistentes pegaran sus carteles, la mayoría con frases que resumen la violencia del país; violencia que no puede ser escondida ni detrás de mil vallas.
Mujeres tapaban los orificios en las vallas con sus manos y cartéles para proteger a las demás del gas lacrimógeno y el gas pimienta utilizado por las autoridades.
Las vallas de este año estuvieron soldadas, y fuertemente entrelazadas con cable de acero y cadenas. A pesar de que era casi imposible derribarlas, la policía insistió en gasear a las mujeres. Sin embargo, muchas jóvenes continuaron intentar derribarlas; "no es el fin, es lo que significa que nos vean aquí dispuestas a destruirlas" dijo una de las chicas con quién platiqué por unos minutos.
Este reportaje esta dedicado a cada una de las mujeres que se organiza para construir un mundo nuevo. Gracias a todas por resistir, la historia las recordará y olvidará a los que desde arriba buscan destruir la dignidad de las personas.