Día de los Fieles Difuntos

Día de los Fieles Difuntos en la Región Cholulteca

Día de los Fieles Difuntos en Puebla

Los Pueblos Originarios de la región Cholulteca en Puebla; celebran el Día de los Fieles Difuntos el 2 de noviembre. Desde el 28 de octubre, los habitantes acuden a los panteones llenandolos de flores de cempasúchil y adornos como confetti y papel picado.

Los preparativos

Día de los Fieles Difuntos en Santa María Zacateppec
La señora María Toxqui del Pueblo de San Lucas Nextetelco acude al panteón de Santa María Zacatepec para adornar la tumba de una de sus hermanas.
Familiares que han migrado a Estados Unidos envían dinero a sus familias para comprar flores y otros productos; manteniendo contacto con sus pueblos de origen en México.
En esta región,  la migración de hombres y mujeres hacia Estados Unidos ha sido consecuencia del abandono del campo, provocado por la escasez de agua en la región y la llegada de empresas transnacionales que irrumpen las formas de vida tradicionales basadas en el trabajo del campo y la cría de animales. 

La Primera Ofrenda: Santa María Zacatepec y San Lucas Nextetelco

Una de las tradiciones más importantes dentro de la celebración del Día de los Fieles Difuntos es la visita de las «Primeras Ofrendas» del pueblo. La «primera ofrenda» se realiza en el primer año de fallecido de una persona. El altar es adornado con dulces y platillos favoritos del difunto, así como de algunas de sus pertencias; los altares llegan a ocupar casi una habitación completa.

En el Pueblo de Santa María Zacatepec, familiares de Joel Lubín realizan su primera ofrenda. El altar en honor al difunto incluye ricos platillos, frutas, dulces, y flores; y adornan las paredes con frases que el difunto solía decir. Los familiares explican que los preparativos para la construcción del altar toma alrededor de 3 o 4 días de trabajo.
La tradición es que familiares, amigos y vecinos visiten las primeras ofrendas de los difuntos del pueblo. Las familias a cargo de la primera ofrenda, ofrecen comida y bebida a los visitantes, el platillo tradicional es el mole aunque también se ofrecen tamales, chalupas, pipían y otros platillos tradicionales de la región. Las personas que visitan las ofrendas suelen llevar ollas o envases en donde puedan también llevar comida a sus hogares.

Primera Ofrenda en el Pueblo de San Lucas Nextetelco. Las frutas y dulces que adornan la ofrenda  crean un aroma que impregna los cuartos de las casas en donde se encuentran las ofrendas. 

Primera ofenda de la Señora, Maura Vega. Su hijo, David Vega, incluyó todos sus dulces y comidas favoritas. Las hojaldras son parte tradicional del adorno de las ofrendas.

La lucha por la Autodeterminación como Pueblos Originarios

En en esta región, los Pueblos y comunidades se encuentran en medio de un proceso judicial para ser reconocidos ante el sistema judicial mexicano como Pueblos Originarios. En 2019, el Pueblo de Santa María Zacatepec eligió a un Alcalde Mayor por medio de sus usos y costumbres desconociendo al presidente Auxiliar. 

Así como los habitantes de estos Pueblos mantienen vivas tradiciones y costumbres, también luchan por proteger su territorio y forma de vida campesina de la creciente industrialización que se extiende en esta región.

Panteón de San Lucas Nextetelco. Cada año, los habitantes de esta región celebran el 2 de Noviembre, con una misa en el panteón de la comunidad. Actualmente, el INA lleva a cabo un peritaje atropológico para determinar si estas comunidades "son aún" Pueblos Originarios.
Cuando el gobierno niega el reconocimiento a estas comunidades como Pueblos Originarios, impide que los Pueblos puedan ejercer su derecho a la autodeterminación y elegir de esta manera a sus propias autoridades, forma de gobierno y organización, y el control pleno de sus territorios.
Día de los Fieles Difuntos
El Día de los Fieles Difuntos termina el 2 de noviembre con la partida de las ánimas que han disfrutado las ofrendas otorgadas por sus seres queridos en vida. El siguiente año, estas ánimas volverán a visitar a sus familiares, guiados por las flores de cempasúchil que marcan el camino a casa. A pesar de que la globalización a permeado estas comunidades, la gente mantiene viva sus tradiciones heredándolas a los más pequeños.